Cómo cambiar las pastillas de freno del Opel Corsa

En todos los vehículos de ruedas y especialmente en los automóviles, los frenos son componentes esenciales para la seguridad de los que están a bordo. Además de asegurar una cierta distancia de frenado, deben ser capaces de garantizar un funcionamiento perfecto en todo momento. Dada su importancia, es necesario, por tanto, comprobar su estado con frecuencia, evaluar el desgaste y sustituirlos cuando sea necesario. El procedimiento para reemplazarlos puede ser diferente dependiendo del modelo de coche; en esta guía nos ocuparemos de cómo cambiar los frenos en el Opel Corsa

Herramientas necesarias:
Nuevas pastillas de freno
Destornillador
Llave de perno
Gato adecuado

Antes de empezar

Puede que te hayas hecho una simple pregunta: ¿cómo sé si tengo que cambiar los frenos de mi Opel Corsa? Hay dos formas diferentes de averiguarlo dependiendo del modelo. En los coches de nueva generación, las pastillas están equipadas con un sensor electrónico que enciende una señal luminosa especial entre las diversas luces de advertencia en el salpicadero del coche cuando es necesario sustituirlas. En los modelos más antiguos, hay en cambio una pieza de hierro que sobresale unos milímetros de la pátina de frenado; cuando el hierro toca el disco el ruido nos da una advertencia de desgaste.
Si has comprobado a través de uno de los dos sistemas que acabamos de describir que necesitas cambiar los frenos, lo primero que debes hacer es comprar nuevas pastillas. Para hacer esto, puedes ir a cualquier tienda de recambios. Recuerda traer contigo el manual de instrucciones del coche, ya que los recambios varían según el modelo y el año del coche.


Llidiar con la parte práctica

Es decir, el reemplazo real de las pastillas. Aparca el coche con el freno de mano puesto y la primera marcha engranada. En este punto, espera a que el motor se enfríe (deja pasar al menos media hora desde el apagado), levanta el coche con el gato adecuado y desmonta la rueda correspondiente. Localiza los dos pernos de sujeción en la parte posterior del disco y quítalos con una llave del número 13 o 14. Retira la pinza tirando suavemente para no romper la manguera que contiene el aceite a presión. Una vez extraído, retira el pasador situado en la parte superior para liberar las viejas almohadillas.


En este punto debes retraer el pequeño cilindro que empuja las pastillas hacia el disco antes de insertar las nuevas. Para ello, ayúdate con un destornillador haciendo palanca primero en un lado y luego en el otro. Luego, usando el procedimiento inverso, inserta las nuevas pastillas, ciérralas con el pasador que quitaste antes y asegura bien las pinzas. Si está presente, conecta el sensor electrónico e inserta todo en la rueda. Obviamente el mismo procedimiento se aplica a cada rueda. Una vez terminado, acciona el pedal de freno un par de veces para purgar el circuito.

1 comentario en “Cómo cambiar las pastillas de freno del Opel Corsa”

Deja un comentario