Bombillas delanteras ¿Cuáles son mejor?

LED, Láser, HID y Halógeno, diferencias entre las tecnologías de iluminación

Desde los días de los primitivos globos incandescentes y el tenue brillo amarillo de las lámparas de haz sellado, iluminar el camino delante de tu coche se ha convertido, literalmente, en una ciencia brillante.

Entre las muchas tecnologías disponibles en los coches modernos de hoy en día, los faros automáticos con detección del crepúsculo, las luces autodeslizantes y las luces altas antideslumbrantes, no sólo te mantienen más seguro en la carretera, mientras que a otros, incluso hoy en día, aún se olvidan de encender las luces después de oscurecer.

Las diferentes fuentes de iluminación disponibles en un catálogo de coches pueden ser confusas.

Hay más de unas pocas tecnologías de iluminación actualmente a la venta, cada una con sus propias ventajas e inconvenientes. Aquí está la información sobre la tecnología de los faros que te ayudará a elegir la luz correcta cuando especifiques tu próximo coche nuevo.

Faros halógenos

Actualmente se encuentran en la mayoría de los coches en nuestra carretera. Los faros halógenos se utilizan por su simplicidad y rentabilidad. Las bombillas halógenas son bastante fáciles de reemplazar y tienden a emitir unas 1000 horas de luz antes de que necesiten ser cambiados.

La tecnología de las bombillas halógenas ha existido por algún tiempo, evolucionando de las tradicionales bombillas incandescentes. La diferencia clave, sin embargo, es que se utiliza un gas halógeno para proteger el filamento dentro de la lámpara en lugar de un vacío, lo que permite una iluminación mayor con la misma cantidad de energía.

Al día de hoy, las luces halógenas se están eliminando gradualmente en favor de alternativas porque ya no son la forma más eficiente o más brillante de iluminación, pero siguen siendo una de las más baratas. Todavía se puede encontrar la tecnología en el extremo más asequible del nuevo mercado automovilístico.

Los faros HID/Xenon

Las lámparas de descarga de alta intensidad (HID o Xenón) se han venido utilizando desde principios de 1990, pero por lo general sólo se ofrecen de serie en los automóviles de prestigio, o están disponibles como opción en los vehículos más asequibles.

Funcionan de manera similar a la iluminación de tubos fluorescentes que se encuentra en oficinas y otros grandes edificios, haciendo pasar una corriente eléctrica a través de una mezcla de gases dentro de un cilindro de vidrio.

Son preferibles gracias a su mayor duración en comparación con los faros halógenos y son más eficientes ya que crean más luz con menos energía (reduciendo así la carga de su alternador).

También producen una luz más blanca que es más fácil de ver para el ojo humano, lo que aumenta la eficacia del faro en situaciones de poca luz. Como desventaja, estas luces su reemplazo es más costoso.

Los faros LED

Los diodos emisores de luz son pequeños componentes eléctricos de estado sólido que no producen luz calentando un filamento metálico como lo hacen los globos incandescentes, ni excitando un gas con una corriente eléctrica.

En su lugar, producen luz a través de un proceso mucho más eficiente llamado electroluminiscencia. Sólo se necesitan uno o dos de los LEDs más potentes para igualar la salida de luz de xenón pero, cada vez más, se están agrupando muchos LEDs más pequeños para crear un campo de luz más sustancial y variable.

Los LEDs han existido desde principios de los años 60 en una variedad de colores, pero no fue hasta el advenimiento del LED azul y blanco que la tecnología se volvió adecuada para los faros de los vehículos. Tal fue la importancia del invento y su efecto en el consumo de energía del mundo (no sólo en los vehículos, sino en toda la iluminación) que sus tres inventores  recibieron el premio Nobel de física.

Las primeras unidades eran muy caras, y los LEDs y poco a poco se están convirtiendo en algo habitual debido a la disminución del coste unitario con el aumento del volumen de producción.

Una gran ventaja de los LEDs es que cada uno de los faros puede ser activado de forma independiente, permitiendo diferentes formas de haces de luz, lo que es útil para reducir el deslumbramiento de los automovilistas que vienen en dirección contraria o para proporcionar un haz de luz más intenso.

Faros láser

«Faros láser«: suena genial, pero en realidad, los rayos láser sólo iluminan una parte de tu entorno. Un láser azul se enfoca en un gas de fósforo que es fluorescente y emite una temperatura de color extremadamente brillante, casi como la luz del día.

BMW y Audi estuvieron entre los primeros fabricantes en introducir faros láser con el deportivo i8 y el R8 LMX respectivamente. BMW dice que la tecnología es capaz de producir luz 1000 veces más potente que los LEDs y al mismo tiempo usar menos energía. Su brillo también se extiende más allá que cualquier otro alcance, hasta 600 metros.

Desafortunadamente, esta tecnología de iluminación sigue siendo muy costosa y generalmente sólo está disponible como una opción, con un costo de hasta 4.500 euros en el nuevo BMW Serie 7. Sólo espero que nunca tengas que reemplazarlos.

Como toda la tecnología de iluminación a través de los tiempos, el costo de los últimos sistemas se reducirá con el tiempo y encontrará su camino en los coches cada vez más asequibles, dando paso a la siguiente innovación brillante.

Deja un comentario